Epifanía del recuerdo

Frente al paisaje: Margarita Terekhova, la madre recordada, divisa la llegada del profesor Forensic (Anatoliy Solonitsyn), en la película central de la filmografía tarkovskiana

ZERKALO (El espejo, Andréi Tarkovski, 1975)

DESEARSE DE NUEVO EN LA INFANCIA PARA VERSE EN EL FUTURO. Este es el principio seguido por el director ruso Andréi Tarkovski, quien en Zerkalo (El espejo) decidió emprender una evocación autobiográfica en toda regla, centrada no tanto en sí mismo como en su familia y no tanto en ella como en su madre, encarnada por Margarita Terekhova, que se desdobla a lo largo de la película como Natalia y María, las respectivas madres de Ignat y Alekséi (Ignat Daníltsev).

Sigue leyendo