Genio se escribe con B

Ante el atril, Ed Harris, enésima encarnación cinematográfica del gigante de Bonn, de cuyo nacimiento se cumplen 250 años. Ya puede hablarse de un aniversario maldito

COPYING BEETHOVEN (Agnieszka Holland, 2006)

ENTRE LOS GÉNEROS CAÍDOS EN DESGRACIA sobresale uno: las biografías cinematográficas de grandes compositores, denostada mercancía que une en la ira a los cinéfilos y a los melómanos. Un común rechazo basado por lo general en prejuicios: es cierto que en este campo se han perpetrado grandes disparates, pero en el otro lado de la balanza pueden colocarse algunos bellos melodramas y películas valiosas, como la mayoría de las dedicadas a la familia Bach.

Sigue leyendo

Heroica

El actor francés Harry Baur, años después martirizado por los nazis, encarna al genio de Bonn, de cuyo nacimiento se conmemorará en 2020 el 250 aniversario

UN GRAND AMOUR DE BEETHOVEN (Abel Gance, 1936)

CUANDO EN 1995 SE ESTRENÓ «IMMORTAL BELOVED», llovieron denuestos sobre la película de Bernard Rose. El director inglés había cometido el pecado de enlazar con una tradición obsoleta, aunque reverdecida momentáneamente por el éxito de Amadeus. Me refiero, claro, a los entrañables «biopics» basados en las vidas de grandes compositores. A Rose se le acusó entonces de hacer una película pulcra, académica y trasnochada, pero que yo sepa ninguno de sus detractores le acusó de remedar Un grand amour de Beethoven, el estupendo melodrama rodado en 1936 por Abel Gance.

Sigue leyendo