Entre dos abandonos

Eva y Adam: Hedy Lamarr y Aribert Mog, protagonistas de una película de culto que debería serlo por razones cinematográficas. El guion se basó en un argumento del actor Robert Horky.

EKSTASE (Éxtasis, Gustav Machatý, 1932)

COMO LA «MÓNICA» DE BERGMAN, Éxtasis ha pasado a la historia del cine por una anécdota: el desnudo integral de la actriz protagonista, Hedwig Eva Maria Kiesler, universalmente conocida como Hedy Lamarr. Transcurridos casi noventa años, el asunto todavía colea, de hecho los media siguen recordando que el filme contiene el primer desnudo femenino de la historia del cine. Del cine no pornográfico, se entiende.

Sigue leyendo