La ciudad y la nada

Vittoria y Piero, Monica Vitti y Alain Delon, en un momento de la película, coescrita por Antonioni y Tonino Guerra, y fotografiada por el gran Gianni Di Venanzo

L’ECLISSE (El eclipse, Michelangelo Antonioni, 1962)

DE LAS TRES PELÍCULAS que componen la llamada «trilogía de la incomunicación», L’avventura (La aventura, 1959), La notte (La noche, 1961) y L’eclisse (El eclipse, 1962), esta última es la más secreta y fantástica, quizá también la expresión más depurada del pensamiento cinematográfico de Michelangelo Antonioni, un director cuya modernidad –luego empañada por algunas poses– no ha hecho sino acrecentarse con el paso del tiempo.

Sigue leyendo