Servidumbre humana

Warren Maxwell (James Mason) se encara con el esclavo Mede (Ken Norton), observados en segundo plano por Hammond (Perry King), en una de las escenas de la controvertida película.

MANDINGO (Richard Fleischer, 1975)

El 25 de marzo de 2006 falleció en Los Angeles Richard Fleischer, noticia que, como era de esperar, tuvo escaso eco entre los sepultureros de la comunicación. Uno de los títulos que explica el escaso predicamento público del director neoyorquino es Mandingo, un argumento de Kyle Onstott ambientado en el Viejo Sur arrogante y esclavista. Lo que en principio se anuncia como la historia de una saga, la de los Maxwell, pronto deriva hacia el retrato de un cacique –el anciano patriarca Warren Maxwell, magníficamente interpretado por James Mason– para convertirse poco después en la crónica de un matrimonio fracasado, el que une a Hammond Maxwell (Perry King) con la joven Blanche (Susan George), quienes se van degradando mutuamente en la línea melodramática de Lo que el viento se llevó, de la que Mandingo es su antítesis.

Sigue leyendo

Misión imposible

La imagen de Cristo se aparece al padre Rodrigues (Andrew Garfield) en Silence, película de Martin Scorsese basada en el clásico de las letras japonesas Chinmoku, de Shûsaku Endô

CHINMOKU (Masahiro Shinoda, 1971)

SILENCE (Silencio, Martin Scorsese, 2016)

1923 FUE EL AÑO DEL GRAN TERREMOTO que asoló la región japonesa de Kantô, uno de los mayores desastres de la historia de Japón. Seis meses antes había nacido en Tokio Shûsaku Endô, uno de los maestros de la literatura oriental. El pequeño Shûsaku debería haber sido educado en la fe budista, profesada por la inmensa mayoría de los japoneses, pero a los doce años fue bautizado a instancias de su madre. Por lo tanto, Endô no es en sentido estricto un escritor converso (como lo fueron  Chesterton, T. S. Eliot, Tolkien, C. S. Lewis, Rumer Godden, Evelyn Waugh o su gran admirador Graham Greene, entre otros autores venidos de la esfera protestante), sino alguien que recibió el cristianismo por línea materna, en un contexto cultural y religioso completamente ajeno –cuando no hostil– a Occidente.

Sigue leyendo

La Vulgata del pobre

La mirada al espejo: la reina Ginebra (Laura Duke Condominas) se contempla durante el baño

LANCELOT DU LAC (Robert Bresson, 1974)

QUIEN CONOZCA OTRAS PELÍCULAS de Robert Bresson, Diario de un cura rural, Un condenado a muerte se ha escapado, Pickpocket, Au hasard Balthazar o Mouchette, entenderá que se pueda hacer voto de pobreza en ámbitos donde esa pobreza es reconocible: aldeas, prisiones, cuchitriles. Sin embargo, en Lancelot du Lac se evoca nada menos que el ciclo artúrico, asociado con castillos, ejércitos, magos y griales, con abigarrados bosques, relucientes panoplias y copones dorados.

Sigue leyendo